jueves, 8 de abril de 2010

Un clásico cuento de terror...


Cuando oimos hablar de Frankenstein todos pensamos en una criatura corpulenta de cara azul, tornillos en la cabeza y poco hablador, pues estamos equivocados...
Y si ya nos hablan de su creador todos nos imaginamos a un viejecito afanoso con un super laboratorio con su ayudante jorobado y desagradable llamado Igor.
Pues nada de esto tiene nada que ver con la novela de Mary.W. Shelley que consiguió asustar a nada menos que Lord Byron.
Aunque lo primero que quiero decir a quien este interesado es que a nadie del mundo actual, acostumbrados como estamos a escenas más terribles de las que describe el libro no le hara pasar ni pizca de miedo, pero eso no quiere decir que no sea interesante.
El libro comienza con las cartas del capitan Walton a su hermana, en las que le relata como en su viaje hacia el polo ha encontrado a un extraño hombre que poco a poco le relata la terrible historia que le llevo a esa situación: La construcción de su  enemigo malditol, formado de cadaveres humanos, que su pasión por la ciencia le fue llevando a hacer y con el que ahora en medio de aquel impresionante paisaje helado se dispone a destruir.
Porque nadie se lo hubiera imaginado, pero Victor Frankenstein era solo un prometedor estudiante cuando creó a su monstruo.
Y no, no tenia ningun ayudante llamado Igor.
Lo que más me ha llamado la atención del libro es la personalidad de la criatura, como expresa su dolor y desengaño al descubrir no solo que no es un ser humano, sino que nunca sera aceptado por ellos. Descubrir que era un ser con conciencia que solamente actua por despecho y no se vuelve verdaderamente un monstruo hasta que es consciente de que siempre va a estar solo, de que es sensible a la belleza, pero esta le desprecia provoca un cambió en el que quizás es lo único que me ha llegado a dar escalofrios de la novela. Y verdaderamente me ha hecho pensar que la crueldad humana es lo que fabrica al monstruo y no Frankeinstein que se lamentara de sus actos durante toda su vida.
Por todas estas cosas lo recomiendo aunque también advierto que en ocasiones se hace dificil de leer, pertenece al movimiento Romantico que tiende a narrar con todo detalle las desatadas pasiones y sufrimiento de los personajes de forma demasiado exagerada y a detenerse demasiado en la naturaleza, pero os aseguro que merece la pena conocer la historia del joven Frankenstein y su eterno enemigo.

2 comentarios:

  1. Pobre criatura sin nombre (ya que Frankenstein no era su nombre realmente, cosa extraña), tan sola he incomprendida.

    Es la naturaleza humana, rechazar lo que es diferente.


    »Kanon«

    ResponderEliminar
  2. Ya es una de las cosas que más me choco del libro, el cine ha trastocado mucho esta historia y su mensaje original.
    Un beso!!

    ResponderEliminar

No te cortes, si te has molestado en leerlo dime lo que piensas

Se ha producido un error en este gadget.